Creando la Campaña: La Venganza de Venecia I

Bien, ya conocemos la historia de Enrico Dandolo, ahora, ¿qué podemos hacer con ella?

¡Una Campaña, por supuesto!

En esta serie de artículos, voy a desgranar mi método de creación de Campañas, que básicamente es la misma metodología de trabajo que empleo para escribir series de TV. En principio, no tiene que ser la panacea, y habrá mil y una formas diferentes de afrontar las mismas decisiones y los mismos puntos conflictivos, con miles de diferentes resultados. Otras técnicas serán mejores y otras peores: Esta es la que me funciona a mi.

Por supuesto, los comentarios son bienvenidos.

Concebir una Campaña de Rol como una Serie de TV ayuda a focalizar varios aspectos y comprender la forma en la que se desarrollan los diferentes elementos de la trama, en un lenguaje que los jugadores y el Narrador comparten: Capítulos, Arcos Argumentales, Temporadas, Episodios de Relleno, etc.

Al comprender que es una historia en continuidad organizada de una manera específica, los jugadores tienden a tomar decisiones de una forma diferente que en una partida autoconclusiva, proyectando a largo plazo y aceptando ciertos sacrificios en favor de la continuidad de la Serie.

Para que esto funcione correctamente, debe haber una estructura de Arcos Argumentales, Tramas Personales y Puntos de Giro que permitan desarrollar las diferentes historias que se ponen en marcha, sosteniendo la marcha narrativa, que den un claro sentido de avance a la historia. Y lo más importante: Debe haber un final claro y concreto para la Campaña.

Cuando digas “Tienen un Plan”, que lo tengan de verdad. Y que sea bueno.

Antes de construir la estructura, debemos primero saber qué queremos contar y establecer las bases conceptuales y temáticas de la Campaña. Este primer capítulo tratará sobre el desarrollo de esta base.

Primer paso: Qué quiero contar

¿De qué va la Campaña?

¿Qué historia quiero contar? Esta pregunta hay que responderla sin contar la historia. No sirve “Bueno, pues trata de las aventuras de una gente que van por el Mediterráneo en el Siglo XII y…“. Elementos fundamentales. Generalidades. No temas caer en un tópico “Chico Conoce a Chica”, “Yo Fui un Vampiro Adolescente”, “Salvar el Mundo del Regreso de los Primigenios”. Esta primera fase sirve para establecer un punto de apoyo, de donde sacar otras ideas, y además permite crear giros inesperados y añadir detalles que ayuden a distanciarte del tópico.

Hay varios aspectos que podemos entresacar de la historia de Dandolo. Una de las aproximaciones puede ser, obviamente, la Caída de un Imperio: La historia de como un poderoso y vasto Imperio se va perdiendo poco a poco y sucumbe a las presiones externas e internas hasta ser arrasado por las mareas de la Historia. Interesante, por qué no: Política, gloria perdida, derrotas, tragedia acechante…

Otra posible aproximación sería la de David contra Goliath: La pequeña Venecia contra la poderosa Bizancio, una historia de derrotas que concluyen con una batalla épica donde Venecia destruye a su peligroso enemigo. También es buena: Victorias pírricas, derrotas sucesivas, lucha contra la adversidad, amenaza permanente…

Pero, ¿y si hacemos de Dandolo nuestro protagonista?: Una historia de Venganza. Hace algún tiempo me encontré con un proverbio chino: “Antes de embarcarte en un viaje de venganza, cava dos tumbas: Una para tu enemigo, y otra para ti mismo“. ¿Y si convertimos la historia de Dandolo en una historia sobre el precio de la Venganza? Veamos que sale de esto.

¿Cuales son los temas de la Campaña?

Si El Precio de la Venganza es la idea principal que tenemos para nuestra aventura, ¿cómo afecta esto a la historia? ¿Qué temas queremos tratar durante el desarrollo de la Campaña?
Dos de las ideas poderosas tras la Venganza son el Odio y la Paciencia: La lenta maduración de los planes, la paciente espera de la oportunidad para devolver el golpe fatal, la llama que no se consume mientras aguarda. Para tener una Venganza tenemos que tener una base de Odio que perdure, ya sea porque el enemigo continúa interfiriendo de forma directa con nuestros deseos, bien porque el recuerdo de su acción no desaparece. Ahí tenemos un buen tema: El Odio.

La Paciencia es la otra parte de la Venganza: Es un plato que se sirve frío. Espaciando las oportunidades y permitiendo que los planes se vayan desarrollando lentamente, la Venganza es un plato que se sirve frío.

Ya que hablamos del Precio de la Venganza, ¿de dónde se cobra ese precio? ¿Quién tiene que pagarlo? Para llevar adelante una Venganza, hay que hacer sacrificios. Personales, económicos, familiares. Esto, en la Venecia del S. XII, se puede traducir en tres temas representativos: Poder Político, Comercio y Familia. La Venganza se irá tomando su precio en todos esos aspectos hasta poder ser llevada a su culminación.

La Guerra es un tema recurrente de la época. Cuando no luchaban contra unos, luchaban contra otros o luchaban entre ellos. Y al final, la Campaña termina en Guerra.

Con esto tenemos ya unos cuantos Temas con los que podemos empezar a trabajar: Odio, Paciencia, Poder Político, Comercio, Familia y Guerra, temas que hay que pasar por el filtro del Precio de la Venganza. Ya deberíamos tener algunas ideas en mente…

¿Qué elementos formarán parte de la Campaña?

Ahora pasemos a tomar algunas decisiones estéticas. En vez de empezar a documentarnos como locos sobre la época, la vestimenta, las armas y las armaduras, empecemos por identificar los lugares comunes que formarán parte de nuestra historia, a grandes rasgos, como siempre. Estos serán los focos de la Campaña, los lugares comunes a los que volveremos una y otra vez y que ayudarán a establecer una sensación de familiaridad en los jugadores.
Los lugares comunes nos sirven también para mostrar el paso del tiempo y el cambio de situación: La plaza sombreada por los árboles en primavera pasa a ser un áspero trozo de tierra helado en invierno. La suntuosa mansión del Dux en su momento de gloria es sólo un armazón ennegrecido y saqueado tras su caída en desgracia. Los lugares no son sólo físicos, también pueden (y deben) ser personajes, organizaciones o momentos que se repitan a lo largo de la historia.

Empezando por la geografía, está claro que Venecia y Constantinopla serán los lugares más representativos de la Campaña. Habrá, por supuesto, momentos en que la historia se desplace a otros lugares, pero está claro que siempre deberá quedar establecida la influencia de estas dos grandes ciudades en la Campaña.

El Gran Consejo de la Serenísima República de Venecia es un interesante elemento que tiene mucho potencial. Un consejo formado por representantes de las Familias de Venecia, con mucho poder Político. Las reuniones del mismo son un interesante elemento que ayudará a establecer hacia dónde se decanta el Poder Político durante la Campaña.

El comercio marítimo fue la piedra angular de la fuerza de Venecia, así que otro interesante elemento común (Y con mucho juego) son los Barcos. Los viajes y las aventuras comerciales se basaban en los barcos, y Venecia era famosa por su flota comercial.

Las Familias siempre son un elemento recurrente de las historias medievales en Italia y Bizancio. Todos los personajes importantes de Venecia y de Bizancio pertenecerán a una Familia con mayúscula. Las Familias son un elemento importante en el Comercio y en el Poder Político, y además añaden un aspecto humano a los acontecimientos de la Campaña: Las Familias sufren las consecuencias de los actos de los Protagonistas, les ayudan y les traicionan, y en general son los elementos humanos más cercanos de los protagonistas, tanto para servir como rehenes como de consejeros.

Tenemos otro elemento interesante en la historia entre Venecia y Bizancio: La Religión. Venecia siempre ha tenido sus más y sus menos con los Estados Papales, mientras que Bizancio es el centro de la Iglesia Ortodoxa que no reconoce el Catolicismo Apostólico Romano. Es un elemento de confrontación que puede ser interesante de explotar en algún momento.

Y con esto ya tenemos las bases: Qué queremos contar y qué elementos nos gustaría que hubiese en nuestra Campaña. Todo lo que añadamos a la historia deberá afianzarse en estas bases y no debemos perder de vista la idea principal y los temas a tratar.

En el próximo episodio: Estructura y forma.

2 comentarios

Archivado bajo Out of the Box, Planes de Batalla, Referencias

2 Respuestas a “Creando la Campaña: La Venganza de Venecia I

  1. Pingback: Creando la Campaña: La Venganza de Venecia II | Mundos Posibles

  2. Pingback: Creando la Campaña: La Venganza de Venecia III | Mundos Posibles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s