El Cofre del Muerto – s01e00 – Vamos a necesitar una tripulación…

PACG-SS_COVER-949x1024

 

Una lluviosa y cálida noche, en un cuarto trasero de la concurrida taberna El Garfio Rumbiento, Patamon “Pat”, conquistador, buscavidas, conquistador de medio pelo y visitador de conventos, ha convocado a dos dispares aventureros para informarles de un evento singular.

Frente a él se sienta la eterna Skald, ex-pirata, duelista y buscavidas elfa. A su lado, apenas asomando sobre el borde de la mesa, el improbable maestro de cordeleros, experto en abordajes y goblin-para-todo Strynx. El joven, tras aprovechar la comida y bebida pagadas por la elfa, se dispone a contar una historia de desapariciones… y reapariciones.

 

Pat revela a los Aventureros que el Capitán Griffin, bajo el que ambos habían servido, y que una noche desapareció con una mínima tripulación y su navío, el Doblón Doblado, para no volver a ser visto, se encuentra en Freeport. Y que anda buscando a su antigua tripulación. A cambio de una vaga promesa de recompensa, Pat dirige a los Aventureros al Templo del Dios de la Muerte.

Unas pocas palabras amables y un pequeño donativo consiguen que los vivos sean aceptados en las estancias de los muertos. En las criptas cubiertas de huesos del interior del Templo, rodeados por los moribundos y los escribas que registran sus agonías, los Aventureros encuentran a su envejecido Capitán. Sus palabras son firmes, pero su cuerpo es frágil, y su conciencia una pesada carga. Sabedor de que su fin se acerca, el Capitán Griffin les cuenta su triste historia desde su separación.

Tras abandonar a su gente en Freeport, Griffin se dirigió a buscar un tesoro terrible al sur: La Espada de Las Tormentas. Pero cuando la encontró, la maldición cayó sobre él. La espada se apoderó de él y se convirtió en Jack el Negro, el peor y más sanguinario pirata que navegó los mares. La espada le proporcionó navío y tripulación, y dejando atrás el Doblón Doblado, se embarcó en una larga y sangrienta campaña de siete años por los mares del sur.

Hasta que al maldición de la espada se volvió contra él, su barco fantasmal fue hundido y él capturado y convertido en esclavo. Durante los tres años siguientes fue vendido y comprado por nobles del Sultanato de Kizmir, hasta que se fue demasiado anciano para ser útil. La fortuna quiso que el último barco en el que fue transportado recalase en Freeport, y fingiéndose muerto consiguió escapar de sus captores. Así acabó en el Templo del Dios de la Muerte, esperando, esta vez de verdad, la muerte. Y ahora, en su lecho final, Griffin quiere enmendar sus errores y entregarles el Doblón Doblado a sus anteriores tripulantes, junto con todos sus tesoros. A cambio sólo desea una botella de ron que dejó abandonada en la mesa de su escritorio.

Les hace entrega de una vieja flauta de caña cubierta de grabados y líneas, que resulta ser el mapa para encontrar el Doblón Doblado. La única referencia que indica es un peñasco negro, que Griffin les nombra: El Colmillo del Diablo.

Con este conocimiento, los Aventureros parten en mitad de la noche a buscar al primer miembro de la tripulación que necesitan: Struggel, el Navegante orco.

 

Tras los últimos disturbios raciales, que expulsaron a la mayoría de los pieles verdes de Freeport (Por el habitual medio de quemar sus hogares), los Aventureros se dirigen al barrio del Salobre, ghetto infecto y semipantanoso donde los goblinoides que conforman casi la mitad de la población malviven hoy en día. Pero por el camino los aguzados sentidos de Skald alertan a los Aventureros de una emboscada. Tres rufos malencarados, al mando de un matón semiorco, esperan a que la pareja se adentre en un estrecho callejón para cerrarse cobre ellos y aliviarles del peso de sus bolsas.

Primer Grave Error.

Advertido de sus enemigos, Strynx lanza un ataque repentino, directo y demoledor a la nariz de uno de sus enemigos, utilizando su fiel (y pesado) garfio de abordaje. Antes de que se den cuenta de lo que está ocurriendo, uno de ellos ya está fuera de combate. Los que quedan comienzan su ataque pateando a Strynx y lanzándose contra Skald, que esquiva los ataques con tanta facilidad que parece estar bailando. Con una rápida puñalada deja fuera de combate a otro rufo, mientras su jefe da un paso atrás y prepara una pesada pistola. Que acabará en el suelo casi de inmediato cuando Skald le arroja un certero puñal al hombro. Cuando los dos matones se cierran sobre la duelista, Strynx salta desde las sombras, y usando la cuerda de su garfio como garrote, derriba a otro matón y le da una paliza que recordará el resto de su vida. El jefe semiorco, visto el percal, se rinde. Los aventureros le despojan de su pistola y les dejan marchar, tras cerciorarse de que nadie les ha enviado tras ellos.

764771251210678Ya en Salobre, Skald pregunta a unos amables guardias hobgoblins, que no pueden evitar reírse cuando la duelista presenta al diminuto Strynx como “su guardaespaldas”.

Segundo Grave Error.

De nuevo, el garfio sale disparado con puntería certera y fuerza desproporcionada, dejando a uno de los malencarados guardias fuera de combate. Antes de que el asunto se convierta en una pelea en toda regla, Skald calma los ánimos y el sargento indica la dirección a los Aventureros, que encuentran la chabola de Struggel sin gran problema.

Struggel, una mole de orco alcoholizado y gordo, se niega a hablar con los Aventureros, pero Skald le suelta la lengua con la oferta de dos botellas de lo que en el Salobre hacen pasar por ron. Le cuentan la historia del Capitán Griffin y el Doblón Doblado, y le muestran el mapa. Struggel accede, pero primero quiere saber quién capitaneará la expedición. Skald se nombra a si misma Capitana. Y Struggel saca dos vasos de cuerno y los pone sobre su viejo y sucio arcón de cuero y hierro: “No serviré bajo las órdenes de un capitán que no sepa beber”.

Corte a:

Skald y Strynx despiertan al amanecer con una terrible resaca, tirados en los muelles, sin su bolsa de oro, y lo más preocupante, sin Stinky, el loro azul de la Capitana (Que sólo sabe insultar en elfico). Arrastrándose llegan al Garfio Rumbiento y comienzan a planear su siguiente paso entre jarras de café, cuando Strynx descubre en el patio una visión perturbadora:

Struggel está siendo bañado por dos sirvientes semielfos de la posada, retozando en una enorme tina de agua jabonosa, despreocupado como un ballenato verde. Tras comprobar que efectivamente es él (En sus habitaciones se encuentra el arcón de cuero, recién aceitado, la bolsa de Skald y Stinky metido en una jaula), Strynx prepara un lazo de cuerda y lo hace pasar por las poleas de los tendederos del patio de la posada, atando un extremo a un barril de basura y el otro… al cuello de Struggel. Con un empujón, el enorme Struggel queda a merced del minúsculo Strynx, que empieza a interrogarle.

Y resulta que la noche anterior, completamente alcoholizados, la Capitana y Struggel han firmado un acuerdo por el que Struggel se convierte en el Navegante y Primer Oficial de la expedición, con seis partes del reparto del botín futuro y un adelanto en forma de todo el dinero de la bolsa de Skald y su loro (A descontar del reparto final). Por mas vueltas que le dan, el contrato es válido y poco pueden hacer, así que, resacosa y un tanto humillada, Skald se dirige al Barrio de los Comerciantes para conseguir algo de efectivo, mientras envía a Strynx a buscar un barco a los astilleros.

Y allí se encuentra con Stan, el mejor vendedor de barcos usados de Freeport. Aprovechándose de la ingenuidad del pequeño piel verde, Strynx acaba comprando un Barco Rapáz de Kizmir, casi en buen estado, con unas condiciones no demasiado duras de pago.

 

274463

 

Y con la Capitana reuniéndose con el goblin en los muelles, junto a su flamante navío, termina el episodio piloto…

2 comentarios

Archivado bajo Actual Play

2 Respuestas a “El Cofre del Muerto – s01e00 – Vamos a necesitar una tripulación…

  1. Pingback: El Cofre del Muerto – s01e01 – Viento a Favor | Mundos Posibles

  2. Pingback: [Fotoreseña] FATE Tokens | Mundos Posibles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s