El Cofre del Muerto – s01e01 – Viento a Favor

Los Muelles

Anteriormente, en El Cofre del Muerto

El Reparto:

SkaldCapitana Skald

La más extravagante de los duelistas elfos. Skald vivía “retirada” en Freeport tras ser abandonada en tierra por el Capitán Griffin. Recibe con frecuencia dinero de unos “parientes” del Continente, y algunos creen que tiene una Bolsa sin fondo. Aunque tiene reputación de buscavidas y aventurera, Nunca puede rechazar la petición de un inocente. En su larga vida ha dedicado tiempo al oficio de Bardo, y sus enemigos saben lo difícil que es alcanzarla en combate debido a que es flexible como Un junco bajo la tormenta. Es más fuerte de lo que aparenta, cosa que complementa con su destreza y carisma, que la ayudan a salir de las situaciones en las que se mete por su falta de sentido común y porque, en realidad, la mitad de las veces no se fija en lo que pasa a su alrededor.

Skald se ha autonombrado Capitana de El Fénix Remojado, en parte porque la otra opción sería que el barco lo llevase Strynx, y en parte porque el barco lo ha pagado ella de su bolsillo. Tras haber perdido a su loro “Stinky” en el concurso de beber contra el Contramaestre Struggel, mantiene un continuo tira y afloja con el obeso Navegante.

 

Maestro StrynxStrynx

Strynx es El Maestro cordelero más canijo de los Siete Mares, un Goblin con un problema de autocontrol que se manifiesta en su habitual respuesta ante los peligros: ¡BANZAI!

Sin embargo, Strynx es además un ingeniero y solucionador eficaz, aunque poco ortodoxo, capaz de conseguir que cualquier plan funcione, al menos si no te preocupan las consecuencias: ¡Kraken encadenado a la nave, Capitán!

Strynx es muy rápido, y su inteligencia le va casi a la par. Curiosamente, es también capaz de manipular a los que le rodean sacando partido de su aspecto poco intimidatorio, ya que incluso para un goblin, Strynx es bastante frágil. Eso no quita que su arma favorita, el garfio de abordaje, tenga la tendencia a salir disparado de su mano con tremenda puntería y violencia.

Otro de los miembros de la tripulación del Capitán Griffin, Strynx pasó varios años entre la tierra y el mar, embarcándose en cualquier cosa flotante donde pudiera dedicarse a su pasatiempo favorito: el bordaje.

Jack El GuapoJack “El Guapo”

Jack pasaba por la Cofradía de Marinos cuando vio un cartel pidiendo tripulantes para una expedición al sur. La Capitana Skald le dio el visto bueno al carismático Mercenario y lo puso al mando de los hombres de armas de El Fénix Remojado. Cosa que le viene muy bien, ya que tener Una mujer en cada puerto le estaba trayendo algunos problemas en Freeport. Y en otros puertos. A lo largo y ancho del Océano. Tampoco ayuda que tenga un carácter pendenciero y que haya iniciado alguna que otra pelea.

Jack no sólo huye de sus problemas, también va en su búsqueda: Aún No le conoce nadie, y quiere arreglarlo con algunas aventuras y algún tesoro con los que cimentar su reputación. Jack es un encantador joven con sobradas capacidades físicas debido a sus años sirviendo a distintos señores en el Continente. Su vida errante y marcial le ha dejado poco tiempo (E interés) por los temas académicos, pero si que ha conseguido una facilidad natural para apreciar las maneras y costumbres de diferentes culturas para adaptarse a ellos.

Jack ocupa el puesto de Oficial de Guardiamarina, una forma elegante de decir que es el hombre al mando de los que se dediquen a abordar, asaltar y saquear durante la expedición.

El Fénix Remojado

El Fénix Remojado

El navío de la expedición es un Barco de Presa de Kizmir, que tras haber embarrancado Carga demasiada agua. No es el mejor barco del océano, pero No corta el mar, si no vuela. Además, sus 8 brillantes cañones de bronce hacen que, sin ser un peso pesado, no esté ni mucho menos desarmado. Es un pequeño velero bastante equilibrado, bien aprovisionado y fácil de manejar.

De su tripulación destacan Struggel el Navegante, un obeso orco que sirvió con el Capitán Griffin, y que tras emborrachar a la Capitana Skald consiguió una suculenta mejora en las condiciones de reparto del botín y un adelanto (Incluido el loro), así como el título de Contramaestre. Es un inteligente y entrenado cartógrafo, que lleva tatuadas las escalas más comunes en su mano y brazo derechos, y las constelaciones en el izquierdo.

El piloto nominal de El Fénix Remojado es una columna de ébano cubierta de cicatrices rituales que responde a Janklow. Es una mano firme al timón y nunca pierde el rumbo. Se enorgullece de ser capaz de llevar a una tripulación a donde le indique su capitán, sin dudarlo. Si acaso, el resto de la tripulación se mantiene un tanto apartado de él, conocedores de sus costumbres caníbales.

El tercer tripulante de renombre es el quisquilloso y perfeccionista vigía Skinner. Desde su posición en lo alto del mástil o subido a las jarcias nada escapa a sus ojos de elfo. Aunque sus supersticiones puedan ser una molestia para sus compañeros de travesía, lo cierto es que el Dios de los Vientos a veces escucha sus plegarias.

FreeportLa bella Freeport, hogar de piratas


El día ha sido largo y caluroso. Por la taberna de El Garfio Rumbiento han ido pasando hombres y mujeres buscando a la Capitana Skald. Poco a poco han ido reuniendo una tripulación apropiada para su barco. La Capitana Skald, haciendo caso de la recomendación de un sacerdote del Dios de los Piratas bautiza su flamante navío justo antes de abandonar el puerto y, aprovechándose de la marea, salir por el canal y dejar atrás los Dientes de la Serpiente y sus traicioneros arrecifes. Los primeros días son tranquilos, navegando aguas oscuras y profundas en busca del Colmillo del Diablo y del destino final de El Doblón Doblado. Al mediodía del tercer día, Skinner informa a la Capitana y sus oficiales que ha visto un barco de gran arboladura en el horizonte.

Los vigías siguen atentos y poco a poco el navío se acerca, confirmando sus temores: Están siendo seguidos por un navío de 3 palos, que ondea la enseña de Freeport. Strynx, a propiándose de los catalejos del barco y uno de los cañones, improvisa un rudimentario telescopio con el que reconocen el navío: El Dragón Dorado, el navío del ex-pirata y ahora coleccionista Argayle McGill.

El ingenio de Strynx les permite identificar a algunos de sus tripulantes. El Capitán parece ser Dimetrios, un conocido y capaz contrabandista de Freeport, y bajo su mando se encuentra el matón semiorco que atacó a Skald y Strynx en el callejón días atrás. Los Oficiales se reúnen para tomar una decisión. Tras consultarlo con Struggel, la Capitana da orden de dirigirse a la Cabellera de Medusa, unos bajíos arenosos, cementerio de cientos de barcos a lo largo de los años. Confían en que los bancos de arena y los pecios hundidos a poca profundidad desanimen a Dimetrios a continuar con la persecución con su barco de mayor calado.

Antes de que caiga el sol, los tripulantes de El Fénix Remojado comienzan a ver el cambio de color en el agua. Poco a poco, el azul profundo del mar se vuelve turquesa. Las aguas transparentes dejan ver el fondo, a escasos metros de la quilla, sembrada de restos de navíos hundidos. Los mástiles de los naufragios asoman aquí y allá, como árboles cubiertos de lonas comidas por el sol y cuerdas deshilachadas. Los esqueletos blanqueados de los naufragios más antiguos asoman apenas, como osamentas de ballenas, arañando el casco de El Fénix Remojado a su paso. Durante unos instantes, la tripulación espera que El Dragón Dorado vire y abandone. Pero Dimetrios es un contrabandista experimentado, buen navegante, acostumbrado a surcar aguas peligrosas para escapar al control de las Armadas del Continente. Con un chasquido que se escucha hasta en El Fénix, El Dragón larga todo el trapo y se lanza a por los Aventureros. El Fénix Remojado se adentra en el laberinto cambiante de bajíos y pecios, lanzándose a un juego del gato y el ratón lleno de peligros.

Y para cuando la Capitana Skald y el resto se quieren dar cuenta, Strynx ha saltado por la borda.

El pequeño goblin, armado con sus cuerdas, prepara una trampa. Una trampa magnífica, una trampa peligrosa. Una trampa que requiere correr un riesgo ridículo, pero que puede tener una recompensa enorme. Y la especialidad de Strynx es correr riesgos ridículos.

Nadando a toda velocidad, mientras la cuerda que le ata a El Fénix Remojado va corriendo, Strynx se acerca a uno de los pecios que flanquean el estrecho paso por el que acaban de pasar. Con rapidez y gran técnica, y a pesar de las atenciones de un pulpo de mediano tamaño y una barracuda hambrienta que tienen que espantar con mosquetes desde el barco, Strynx logra tender bajo la superficie una recia cuerda entre dos barcos hundidos entre los que tiene que pasar El Dragón Dorado.

 

La Cabellera de la Medusa

Con Strynx ya a bordo, la Capitana da ordenes para poder salvar los bancos de arena y escapar de sus perseguidores. Jack se encarama a la proa y va indicándole a Strynx, que toma el timón, la profundidad y la situación de los escollos frente a ellos. Mientras, Skald pone a la tripulación a tirar lastre por la borda para reducir el calado. Gracias al buen hacer y el trabajo en equipo, El Fénix Remojado consigue superar el último banco de arena y salir de la Cabellera de la Medusa. Y justo cuando están celebrando haber escapado de las garras de arena, se escucha un terrible crujir de maderas.

El Dragón Dorado ha caído en la trampa. Los barcos hundidos, empujados por la cuerda, se cierran sobre el navío. Los mástiles muertos se enredan con el velamen. El casco se clava en la arena cuando el peso lo hace girar bruscamente. Con un ruido endiablado de cordajes restallando y tablones partiéndose, El Dragón Dorado queda atrapado en la Cabellera de la Medusa.

Sin mirar atrás, El Fénix Remojado vuelve a poner rumbo al Colmillo del Diablo, libre por fin de su perseguidor.

Deja un comentario

Archivado bajo Actual Play

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s